Vista desde los panteones

home información historia geografía huicholes fotografía mapas el chuzo contactos blog
el cactus cómo llegar la parroquia literatura artesanía video        
  donde dormir los panteones              
  donde comer retablos              


LOS PANTEONES

El cementerio es una de las construcciones más antigua del Real. Consta de dos secciones, una dedicada a San Francisco y otra a la Virgen de Guadalupe. En la primera, los franciscanos edificaron una capilla hacia 1775, cuando el lugar se llamaba Los Álamos y aún no se descubrían las ricas vetas ni había muchos pobladores. En esa parte antigua se encuentra la abovedada capilla del Descanso, que acaso correspondía a aquella vieja capilla. Ahora ostenta una fachada neoclásica, construida tal vez por el mismo arquitecto que hizo el himafronte de la parroquia, ya que posee los mismos lineamientos estilísticos: pórtico de columnas clásicas, entablamento y frontón triangular con un nicho al centro. En la barda del camposanto, cerca del remate, se advierte la franja pictórica que la decoraba. Las portadas aunque parecidas, muestran diferencias: la correspondiente a la parte antigua tiene una imagen de San Francisco; además, está adornada con motivos funerarios y lleva piedra oscura en torno a su arco de entrada. Este arco proviene indudablemente de un tratado de arquitectura. Tiene nueve lados e implica un gran conocimiento del arte del corte de la piedra. La otra fachada ostenta la Virgen de Guadalupe; lleva la piedra blanca, mientras que en la otra es negra. A pesar del siglo que separa la factura de ambas fachadas, armonizan a causa de que la segunda tomó en cuenta los elementos constructivos de la primera y los reinterpretó con el vocabulario plástico del último tercio del siglo XIX. Las dos rejas elaboradas con fierro forjado muestran un trabajo de gran calidad, similar al que se hacía entonces en Zacatecas. La iglesia está dedicada a la Virgen de Guadalupe. Se dice que fue auspiciada por el padre Flores, riquísimo minero y sacerdote. La construcción de gran tamaño está reforzada por dos pares de contrafuertes; los del lado sur flanquean la portada lateral, y los del lado norte están ocultos por una construcción posterior. Su fachada, en extremo sencilla, contrasta vivamente con el interior. El presbiterio y los cruceros están cubiertos por bóvedas de cañón y la nave con techumbre de madera. La cúpula descansa sobre tambor octogonal y pechinas en las que se representan cuatro de las mujeres célebres del Antiguo Testamento: Ester, Débora, Judit y Abigaíl. El interior asombra por su abundante decoración pictórica. En los altares simulados en pintura son notorios elementos arquitectónicos, paños y personajes. La imagen principal, en escultura, estaba sobrepuesta al altar fingido. En el presbiterio, el altar mayor, ricamente policromado, consta de un templete clasicista en perspectiva falsa, con un lienzo de la Guadalupana al centro. Está flanqueado por dos arcángeles. En las paredes laterales sólo quedan los marcos dorados que albergaron las apariciones de la Guadalupana, las cuales fueron trasladadas a la sacristía de la parroquia. En el crucero del lado del Evangelio se conservan en mal estado, unos grandes murales de buen pincel que representan escenas de la Pasión de Cristo: La oración en el huerto, El Cristo de la Columna, El Ecce Homo y Las Santas Mujeres con la Crucifixión al centro; sólo falta el Cristo, que en su día ocupó la cruz pintada. Al otro lado del crucero hay cortinajes pintados y, según cuentan, ahí estuvo -de pie- el milagroso San Francisco que ahora está sentado en la parroquia. Los Cinco Señores y las Ánimas del Purgatorio, firmada por Francisco Borja en 1828, fue donada a este templo en 1982 por don José Cerrillo Chowel, dueño de la antigua mina del padre Flores y de la Casa de Cantera. Este mismo año se aplicó una impermeabilización a la cubierta de la iglesia, con lo que se puso freno al deterioro de las pinturas murales y se restauró la viguería. En el pavimento de la iglesia, así como en el atrio, se encuentran las tumbas de varios de los personajes más importantes de la época, célebres vecinos que llevaron el desarrollo tecnológico de vanguardia a Real de Catorce y que auspiciaron la extracción de la inmensa cantidad de plata de sus vetas.

Referencia bibliográfica: Guía de Real de Catorce, INAH

© 2008, Pedro Tzóntemoc
Vista exterior
Vista exterior

 

 

 

© 2008, Pedro TzóntemocPanorámica
Panorámica

 

© 2008, Mario Cipollini
Altar mayor con el lienzo de la Virgen de Guadalupe
Altar mayor con el lienzo de la Virgen de Guadalupe
© 2008, Mario Cipollini
Vista de la cúpula
Vista de la cúpula


Corona Corona Corona